martes, 31 de mayo de 2016

Él y ella



Ellos viajan casi juntos otra vez.

Él descansa la cabeza contra la ventanilla de la última fila de asientos del colectivo, para robarle unos minutos mas al sueño.
Ella corre a la parada para no llegar tarde al trabajo.
Él sabe que el chófer esperará a la muchacha que corre todas las mañanas para alcanzarlo.
Ella sube ya con su último aliento y busca un asiento libre en el fondo de la unidad.
Él apenas levanta la mirada cuando reconoce su perfume, de inmediato, vuelve a cerrar los ojos y finge seguir durmiendo.
Ella lo ve, pero no lo conoce y decide ignorarlo.
Él se remueve en su sitio y espera.
Ella se sienta como todos los días junto a él.
Él ya no se mueve.
Ella escucha su música fortísimo por los auriculares.
Él sonríe.
Ella no lo sabe.
Él… es feliz.